miércoles, 8 de agosto de 2012

Y un vacío te invade. Tu pecho se desinfla, y ya no tenes aire. Tu cabeza voló hace rato, quién sabe a dónde. Lo único que te queda es esa sensación. Vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario